Qué hacer ante la droga de la droga

Escrito por: Frei Betto

El tráfico de drogas en el mundo mueve cada año unos US$ 400 mil millones.  Algunos cálculos duplican la suma. Los datos son de la Oficina de la ONU para las Drogas y el Crimen. Y el consumo de drogas mata cada año unas 200 mil personas.

El Brasil es ahora el segundo mayor consumidor de cocaína, sólo por detrás de los EE.UU. Los datos del año 2010 indican que el 0.6% de la población brasileña (27 millones de personas) ya consumió el polvo derivado de la hoja de coca. Entre el 2004 y el 2010 fueron aprendidas en el país 27 toneladas de cocaína.

Se impone un debate: ¿cómo lidiar con esta cuestión? Aumenta el número de los usuarios y dependientes, y ese tráfico desencadena violencia, mientras que las medidas represivas no surten efecto.

El Reino Unido debe cambiar su política en relación a las drogas, que cada año llevan a la cárcel a 42 mil personas y al cementerio a dos mil, sin contar las 160 mil advertencias por uso de marihuana, la más consumida. El gasto anual es de 3 mil millones de libras (US$ 4 mil millones).

La propuesta de los especialistas ingleses que analizaron el tema los últimos seis años es no considerar crimen el consumo de pequeñas cantidades sino delito civil. El usuario sería multado, obligado a comparecer en reuniones sobre el uso de drogas y, en caso de dependencia, orientado hacia un tratamiento.

En el Brasil ya contamos con más de 120 mil firmas a favor de un anteproyecto de cambio de la ley 11.343/2006, propuesta por la Comisión Brasileña sobre Drogas y Democracia que, con el Viva Rio, apoya la campaña “Ley de drogas: hay que cambiar”.

El anteproyecto distingue entre usuario y traficante. El usuario sería amonestado, prestaría servicios comunitarios y en caso necesario sería orientado a programas de reeducación. Mientras que el traficante, obviamente, sería penalizado.

La Comisión Global de Políticas sobre Drogas de la ONU, presidida por el expresidente Fernando Henrique Cardoso, enfatiza el fracaso de las políticas de combate al tráfico y defiende la descriminalización del consumo.

El consumo crece mucho más rápido que todas las medidas tomadas para reprimirlo. Entre el 2009 y el 2011 fueron identificadas, en los países de la Unión Europea, 114 nuevas drogas sicoactivas, cuyo comercio es facilitado por el internet.

La propuesta de los expertos ingleses es descriminalizar el cultivo doméstico de marihuana para uso personal, lo que  reduciría el tráfico manejado por el crimen organizado. Aunque seguiría criminalizado el consumo de cocaína y heroína.

Portugal abolió desde el 2001 todas las penas criminales sobre la posesión de drogas. Pero los traficantes y productores, incluso domésticos, continúan penalizados.  Y los usuarios pillados con gran cantidad son orientados  a seguir un tratamiento.

En los EE.UU. los estados de Oregon, Colorado y Washington decidieron legalizar la marihuana en noviembre. En Uruguay, que descriminaliza el consumo y criminaliza su comercio, el gobierno quiere estatalizar la marihuana, o sea controlar su producción y venta en el país. Los 75 mil usuarios tendrían derecho a 40 gramos mensuales.

En Guatemala el presidente Otto Pérez, para inhibir el tráfico, defiende la legalización de las drogas, con restricciones para las sustancias más nocivas. Sería la misma tolerancia, ya adoptada en la mayoría de países, con relación a las bebidas alcohólicas.

No es fácil encontrar la solución adecuada. Trabajé varios años con drogodependientes químicos y sé cuán inútil resulta mantener en el Brasil la actual legislación prohibitiva y represiva… que más bien favorece el narcotráfico y a los policías corruptos.

La descriminalización del consumo me parece una medida humanitaria.  Todo drogodependiente es un enfermo y necesita ser tratado como tal. ¿Pero cómo evitar que el consumo no engrose la ingente fortuna de los traficantes? Aunque se mantenga la prohibición de las llamadas drogas pesadas, generalmente caras, ¿cómo parar la diseminación del crack, más barato y tan devastador?

Hay una cuestión de fondo que merece ser profundizada por todos los interesados en el problema: ¿por qué una persona toma drogas? ¿Qué la motiva a buscar una alteración de su estado normal de conciencia? ¿Por qué experimenta una sensación de felicidad sólo bajo el efecto de la droga?

La droga es un falso sucedáneo para quien tiene un vacío en el pecho. Vacío  resultante del desamor y de las frecuentes frustraciones en una sociedad tan egocéntrica y competitiva. Una cultura que se jacta de haber cerrado el horizonte a las utopías, a “otros mundos posibles”, a las ideologías liberadoras, al sueño de que “de aquí en adelante todo puede ser diferente”, hace que, sobre  todo los jóvenes, se refugien en ambiciones muy mezquinas: riqueza, fama y belleza.

Como dice Jesús, “donde está tu tesoro allí está tu corazón” (Mateo 6,21). Muchos que no han tenido la suerte de ver su sueño convertido en realidad saben cómo hacerlo virtual… Y aunque no tengan conciencia de ello están gritando a pleno pulmón que tienen al menos una certeza: la de que la felicidad reside en la subjetividad. (Traducción de J.L.Burguet)

Fuente:lr21

Anuncios

El beneficio de fumar marihuana

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Alabama, Estados Unidos, demostró que las personas que fuman marihuana tienen una mayor capacidad pulmonar y fuerza que aquellos que no consumen.

El estudio fue realizado a unos 5.000 fumadores de entre 18 y 30 años de edad por espacio de 20 años.

La conclusión del estudio informa que la profunda aspiración de la marihuana fortalece los pulmones y que a diferencia del tabaco que contiene nicotina, la marihuana contienen cannabinoides y THC, que parecen ser no cancerígenos.

Fuente: elmeridianodecordoba

La marihuana oficialmente despenalizada en Kalamazoo, Michigan

Michigan, EEUU.- Comisionados de la Ciudad de Kalamazoo, Michigan,  votaron unánimemente este lunes pasado por la noche la  despenalización de  la marihuana y dijeron que la nueva ordenanza ayudará a la policía a responder a crímenes mas graves, incluso más rápidamente que antes.

La ordenanza impone un cargo menor para los adultos mayores de 21 años que sean localizados con menos de una onza de marihuana, llevandose consigo una multa de hasta 100 dólares o una pena de prisión que no exceda de 93 días.

Del mismo modo, los infractores por primera vez que se declaren culpables tendrán la opción de servir al ayuntamiento u obtener libertad condicional a cambio de  sentencia diferida que no se considere condena.

La ciudad previamente puede  procesar a  pequeños delincuentes de marihuana bajo la ley estatal, que establece una multa de hasta $ 2.000 y no más de un año en la cárcel.

El abogado dela Ciudad, Clyde J. Robinson, recomendó a los  comisionados de Kalamazoo que adoptasen la ordenanza porque los arrestos por  pequeñas cantidades de marihuana son tan frecuentes que requieren “una enorme cantidad de policia y  recursos para catalogar la marihuana como pruebas” , y agregó que el Departamento de Seguridad Pública de Kalamazoo cree que la ordenanza utilizará “mejor el uso de los recursos de la ley”.

En un informe de agenda de los comisionados de la ciudad (PDF), Robinson explicó que la ordenanza se basaba en parte en la ciudad de Chicago que ya despenalizó  la marihuana, aprobada en junio .

Autoridades de Chicago explicaron que la ordenanza era necesaria porque miles de casos por pequeñas cantidades de marihuana estaban obstruyendo los tribunales y la gran mayoría se tuvieron que desatender.

“Se prevé que la ejecución por posesión de marihuana se traducirá en un ahorro para los KDPS a través de la eliminación de los detenidos y de los gastos de procesamiento del laboratorio / pruebas”, escribió Robinson. ”Es la importancia de que los agentes tengan libertad para responder a las llamadas para sus servicios en lugar de estar siempre atados a  procesar todas detenciones que luego  no pueden ser procesadas.”

Los votantes en Kalamazoo también aprobaron una iniciativa de ley el año pasado que dirige a la policía para tratar la marihuana como una menor prioridad legal. Hasta el momento, es la única ciudad de Michigan en hacerlo. –

 

Fuente The James Freeland Show

Legalizar marihuana reduciría violencia: experto

Legalizar marihuana reduciría violencia: experto

El experto internacional en seguridad de origen holandés, Gerard Martin, expresó que la legalización de la marihuana pudiera ser un camino para disminuir la violencia en México.

En el marco de su participación en el 2do Foro Internacional Prevención del Delito e Innovación Social que se realizará jueves y viernes en Tijuana, el experto detalló cómo ha funcionado esta política en Holanda durante los últimos 20 años.

“Su pregunta es muy buena, porque usted no preguntó por la liberación de las drogas, sino por la liberación de la marihuana, y esto ha sido la política en Holanda, en Holanda nunca hemos tenido una política de liberación de las drogas duras, a veces hay una interpretación rápida sobre la experiencia holandesa, pero la realidad es esta, que en Holanda se hizo un argumento de salud con una diferencia entre las drogas duras, entre las cuales están la heroína y la cocaína, y las drogas suaves como la marihuana… -¿Realmente bajó el nivel de violencia entre la población, se pudiera aplicar la misma política en México o en los países de Latinoamérica?-… Yo diría que sí, en el sentido de que entonces en Holanda, por lo menos alrededor de la marihuana hay muchos menos mercados ilegales, entonces el control sobre la venta de la marihuana en Holanda está regulado, las tiendas que existen de marihuana reciben un permiso, estas personas según la ciudad son capacitados para tener tales tiendas, esto se ha mejorado en los 20 años que tiene esta política, entonces tampoco es la liberalización completa para consumir la marihuana, está estrictamente regulada, esto hace que haya menos mercados ilegales abiertos”, comentó.

Agregó que la marihuana en Holanda no está permitida para los menores de edad, y aunque disminuyó la violencia, continúa su existencia en este mercado de menores.

Una planta muy peligrosa

by on septiembre 17, 2012 with 0 Comments in Opinión , Portada

México, como todos los demás países, tiene una lista negra de sustancias prohibidas para la población general. Sin embargo, hay que mirar más a fondo esta lista y cuestionarnos si verdaderamente vale la pena que continúen siendo ilegales, y cuáles de las permitidas deberían, a su vez, ser eliminadas del comercio. Si bien existen decenas de drogas y cientos de efectos causados por ellas, me limitaré a hablar principalmente sobre el tabaco, el alcohol y la marihuana.

En nuestro país, la cuarta principal causa de muerte es la cirrosis (cifra: MexicoMaxico). Esto significa que más de 25,000 mexicanos mueren anualmente por una enfermedad cuya procedencia primaria es el alcoholismo. Además, el número no incluye aquellas personas que mueren por accidentes automovilísticos provocados por conducir en estado de ebriedad, ni asesinatos, ni accidentes relacionados. De esta forma, asumimos que el número real de incidentes provocados directamente por el alcohol es mucho más alto. Estamos hablando de una sustancia que no sólo deprime al consumidor, sino que lo puede tornar violento, vuelve lentos sus reflejos, desgasta el hígado y hasta deforma al feto durante el embarazo.

Viremos nuestra atención ahora hacia el tabaco. El tabaquismo es responsable de más de 50,000 muertes anuales en México, de las cuales una de cada tres es de fumadores pasivos (cifra: El Universal). Es bien sabido que los cigarros contienen cientos de toxinas dañinas para el organismo, elimina el hambre, causa dependencia al igual que el alcohol y provoca un sinfín de cambios negativos en el cuerpo, desde cánceres hasta enfisema pulmonar.

En cambio, la marihuana no sólo no causa dependencia, ni malformaciones, ni afecta en mayor grado de manera negativa al organismo. Al contrario, estimula el apetito, en vez de privarlo como el tabaco. Calma, en vez de violentar, como el alcohol. Es extremadamente efectivo como anestésico para enfermedades crónicas y fines terapéuticos, y la lista podría seguir y seguir.

Entonces, ¿por qué legalizar drogas tan peligrosas, pero penalizar a otras más benéficas? Todo comenzó con Estados Unidos a principios del siglo pasado. En esa época, se explotaban muchos beneficios del cáñamo: como productor de combustible vegetal, de textiles, de papel y demás. Entonces, las grandes corporaciones de la época, al verse amenazadas por una planta tan versátil, presionaron al gobierno para penalizarla repartiendo mentiras sobre su supuesta peligrosidad como narcótico.

Es impresionante que aún en pleno siglo XXI, cuando sabemos los beneficios reales de esta planta, no sólo como producto de consumo directo sino como posible solución a problemas ambientales (el papel derivado del cáñamo requiere siete veces menos esfuerzo de producción, y se extrae cuatro veces más papel que con un árbol),  todavía no consideremos el despenalizarla en pleno.

Pongámoslo desde otra perspectiva: no sólo se evitarían arrestos innecesarios de consumidores pasivos, sino que además privaríamos al narcotráfico de una de sus principales fuentes de ingresos. Legalizar el cáñamo sería un duro golpe para la gente que quiere evitar el progreso económico y social del país y del mundo anteponiendo intereses personales y corporativos.

No es secreto que durante la historia moderna las grandes compañías han sido los verdaderos mandatarios de diversas naciones. Reparten mentiras y exaltan falacias a conveniencia, e invierten cantidades de dinero absurdas para manipular a los consumidores. Desgraciadamente, la mayoría de éstos consumidores forjan sus convicciones en base a la información repartida por estas corporaciones, y la heredan a sus hijos y a los hijos de sus hijos.

Hay una distinción importante qué hacer después de leer lo anterior: mi posición en el asunto no es de legalizar de un día para otro una planta que marcaría una revolución social en México. Avoco por un cambio paulatino, en el que se regule el consumo y producción de la planta, para que eventualmente se eliminen por completo los estigmas que le han dado a través de los años. Como dato cultural les menciono: la marihuana no ha causado nunca, en la historia de la humanidad, una sola muerte ya sea por sobredosis o cáncer. Cuando tenemos de un lado de la balanza un mínimo de 75,000 muertes anuales, y del otro lado cero, es hora de reflexionar sobre nuestras decisiones.

Fuente:Elaltavoz

Según un estudio clínico un endocannabinoide por vía oral es eficaz contra el dolor crónico

La ingesta oral de un endocannabinoide disminuyó el dolor en 610 pacientes incapaces de controlar de manera efectiva el dolor crónico con medicación convencional. Este es el resultado de un estudio observacional realizado en la Universidad “Tor Vergata” de Roma, Italia. Fue administró 600 mg del endocannabinoide PEA (palmitoiletanolamida) dos veces al día durante 3 semanas, seguido de una dosis única diaria durante 4 semanas, además de la terapia estándar de analgésicos o como única medicación.

El tratamiento con el PEA disminuyó significativamente la intensidad de la puntuación media evaluada del dolor en todos los pacientes que completaron el estudio. El efecto analgésico inducido por el PEA fue independiente de la patología asociada y estuvo presente también en los enfermos sin tratamiento analgésico concomitante. Es importante destacar que el PEA no mostró efectos adversos. Los autores concluyen: “En este estudio, el PEA fue eficaz y seguro en el tratamiento del dolor crónico en diferentes condiciones patológicas”.

 

Gatti A, Lazzari M, Gianfelice V, Di Paolo A, Sabato E, Sabato AF. Palmitoylethanolamide in the Treatment of Chronic Pain Caused by Different Etiopathogenesis. Pain Med. 2012 Jul 30. [en imprenta]

Fuente: AIC

 

Brasil: fuerte campaña para aplicar proyecto uruguayo de marihuana libre a todas las drogas

Escrito por: Fabiana Frayssinet

Personalidades académicas, jurídicas, sanitarias, políticas y sociales de Brasil lanzaron una campaña para despenalizar el consumo de drogas, por el que van a prisión en este país decenas de miles de personas que no son narcotraficantes.

Personalidades brasileñas lanzan campaña para despenalizar el consumo de drogas: La actríz y modelo Isabel Filardis junto al actor Luís Melo en la campaña “E Justo Isso?”

La campaña ”Ley de drogas: Es hora de cambiar”, fue lanzada por la Comisión Brasileña sobre Drogas y Democracia, que pretende recoger un millón de firmas para apoyar un proyecto de ley que será presentado al Congreso legislativo en la segunda mitad de 2013.

El objetivo, al que se sumaron reconocidas figuras del teatro y la TV y que es apoyado por personalidades como el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), es cambiar la ley 11.343/2006, que establece la política antidrogas sin distinguir en forma clara entre usuarios y traficantes.

“Compré medio gramo de marihuana para uso personal y me agarraron. Como soy habitante de una favela (barrio marginal), me llevaron (preso) como traficante… Como en Brasil no se puede esperar el juicio en libertad, pasé meses en la cárcel”, dice en una de las cuñas televisivas divulgadas desde el lunes 9, el actor de telenovelas Felipe Camargo, interpretando el caso real de un mensajero.

“¿Es justo eso?”, se pregunta el joven. Hay otras historias verídicas: una prostituta que fue presa porque un cliente dejó rastros de droga en su cuarto; un hombre detenido porque encontraron un polvo en su casa que, después se comprobó, era levadura.

Desde que entró en vigencia la ley, la cantidad de detenidos por posesión de drogas se duplicó en este país.

El consumo de drogas “no puede tener relación con la represión, la cárcel y la policía… sino con la educación, la salud y la solidaridad”, subrayó en el lanzamiento de la campaña el diputado Paulo Teixeira, del gobernante e izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que presentará la iniciativa de reforma legal en el parlamento.

“La idea central es despenalizar la tenencia y el uso de drogas”, subrayó.

Entre otros cambios, la iniciativa propone transferir la política de drogas del área de seguridad pública hacia las de salud y asistencia social; despenalizar el uso, al establecer diferencias claras entre consumidor y traficante, y garantizar el tratamiento de calidad para los drogodependientes, incorporando redes de apoyo y familias a la oferta de una atención integral a la adicción.

El abogado Pedro Abramovay, profesor de derecho de la Fundación Getulio Vargas y exsecretario de Justicia del gobierno de Dilma Rousseff, dijo a IPS que 60 por ciento de los presos por drogas en Brasil estaban desarmados, tenían pequeñas cantidades y nunca cometieron otros delitos.

“Están mucho más cerca del usuario que del narcotraficante, pero son presos como narcotraficantes porque la ley no es clara”, enfatizó Abramovay, alejado de su cargo en el gobierno, entre otras diferencias, por defender las penas alternativas para los pequeños traficantes.

Un cuarto de la población carcelaria de Brasil -la cuarta más numerosa del mundo detrás de las de Estados Unidos, Rusia y China- está relacionada con las drogas. Este país de más de 192 millones de personas tiene 258 reclusos por cada 100.000 habitantes.

Mientras la cantidad de reclusos se triplicó en los últimos 15 años, la de detenidos por tráfico experimentó el mismo ritmo de aumento en apenas un lustro, comparó la especialista en violencia Julita Lemgruber, directora del Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía de la Facultad Cándido Mendes.

La “enloquecida” legislación de drogas de Brasil está llevando a la cárcel también a un mayor número de mujeres, contribuyendo a la superpoblación penal y causando problemas “enormes” por condiciones inapropiadas en las unidades penitenciarias femeninas, destacó Lemgruber.

Las mujeres representan seis por ciento de la población carcelaria brasileña, pero 14 por ciento de los reclusos por tráfico, comparó.

Desde su experiencia en la represión, el ex secretario nacional de Seguridad Pública, coronel de la reserva de la policía militar José da Silva, apoya la reforma legal.

“Con la práctica, uno va observando que cuanto más se reprime, el problema se agrava. Mueren más personas: usuarios, policías, traficantes y personas que no tienen nada que ver con esa historia”, dijo Da Silva a IPS. Y “nadie consume menos por eso”, destacó el jefe policial, que considera “perdida” la batalla a las drogas por medio de la represión.

La campaña no se propone, por ahora, pasos más osados como la legalización del mercado de drogas. Pero Da Silva la considera también necesaria.

“El modelo que los estadounidenses adoptaron cuando decidieron legalizar el alcohol es el que debemos utilizar para las drogas…, legalizar y controlar todo, la producción, la distribución, el consumo, para que sea el Estado el que controle, y no el traficante”, opinó.

Un sistema similar, pero solo para la marihuana, fue propuesto el mes pasado por el gobierno del vecino Uruguay.

La iniciativa legal de Brasil se basa en parte en el modelo de despenalización que adoptó Portugal. En ese país europeo mejoró el combate al crimen organizado, cayó en forma drástica la cantidad de muertes relacionadas con drogas, y no solo no creció el consumo, sino que se redujo entre los más jóvenes, explicó Abramovay a IPS.

La campaña cuenta con el apoyo de Viva Rio, organización carioca que promueve una cultura de paz, la Asociación Nacional de Defensores Públicos, la científica Fundación Oswaldo Cruz, la Secretaría Estadual de Salud de Río de Janeiro, la Comisión Mundial sobre Políticas de Drogas y Avaaz, una comunidad global de movilización en línea.

Una de las participantes de la campaña, la actriz Isabel Fillardis, dijo que se asustó cuando la convocaron, porque nunca había consumido drogas. Pero decidió apoyar la iniciativa porque se conmovió con los casos presentados y, sobre todo, “porque es importante promover el debate” de un tema considerado tabú en Brasil.

En los últimos meses, ídolos populares de este país hablaron abiertamente de sus experiencias con las drogas. Entre ellos, el músico y exministro de Cultura, Gilberto Gil, que se refirió a su hábito de consumir marihuana.

El secretario de Medio Ambiente del Estado de Río de Janeiro, Carlos Minc, relató que en sus tiempos de ministro del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) fue llamado “al orden” por participar de una marcha de apoyo a la despenalización de la marihuana. Otras autoridades consideraron que hacía una “apología” de las drogas, recordó.

“Tenemos que revertir el juego de la hipocresía y la represión”, exhortó.

Dentro del PT las opiniones están divididas. “Pasé ocho años en el gobierno y sigo apoyando a este gobierno que ha transformado Brasil, pero en ese punto el camino de lucha es el de la sociedad civil”, consideró Abramovay. IPS

Laboratorio desarrolla fármaco contra la diabetes a base de marihuana

Una compañía farmacéutica británica está desarrollando a base de marihuana un medicamento contra la diabetes y sus síntomas, como la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Los investigadores de la compañía GW Pharmaceuticals han revelado que dos componentes de la famosa droga, el Tetrahydrocannabivarin (THCV) y el cannabidiol, pueden tratar la diabetes de segundo tipo gracias a que pueden reducir el nivel de colesterina en la sangre y la grasa en los órganos, como, por ejemplo, en el hígado.

Aunque se sabe que el cannabis produce sensación de hambre cuando se fuma, estos dos componentes producen el efecto contrario: disminuyen el apetito y protegen las células que generan insulina, haciéndoles funcionar mejor.

Actualmente los médicos llevan a cabo experimentos con unos doscientos pacientes y esperan que las conclusiones del estudio estén disponibles a finales de este año.

“El efecto en las ratas fue muy prometedor, los componentes han mejorado el metabolismo de los animales. Ahora queremos ver cómo influirá la nueva medicina en los humanos. La gente utiliza el cannabis desde hace centenares de años, por eso tenemos mucha experiencia con esta planta”, señala Stephen Wright, uno de los autores del estudio.

GW Pharmaceuticals tiene licencia para el cultivo de marihuana en invernáculos especiales en el sur de Inglaterra, aunque su localización exacta se mantiene en un secreto.

Fuente:radiosantiago

Plantean permitir el consumo de marihuana a deportistas

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) podría excluir a la marihuana de la lista de sustancias prohibidas en aquellos deportes en los que no ayuda a mejorar el rendimiento físico de los atletas, aseguró el presidente de la organización, John Fahey.

Días atrás la asociación deportiva australiana COMPS se manifestó a favor de no poner a la marihuana ‘en el mismo saco’ que la hormona del crecimiento humano y los esteroides anabólicos (sustancias por las que se puede recibir una suspensión de dos años) y de que la AMA revise su reglamento de una manera más detallada.

“No voy a expresar mi punto de vista, simplemente diré que este punto será analizado con detenimiento. Hay sustancias que están prohibidas en algunos deportes, pero en otros no. Esto podría influir en la decisión que tome la Comisión, pero no quiero anticiparme a nada, dejemos que sean ellos los que decidan sin influencias mías”, declaró Fahey.

Es ampliamente conocido que la marihuana no ayuda en nada a mejorar los rendimientos en disciplinas en las que se requiere velocidad, sin embargo en deportes donde se requiere una buena puntería y precisión, como el tiro o el golf, el consumo de cannabis podría resultar ventajoso.

La AMA actualiza anualmente la relación de sustancias prohibidas en el deporte y para que una sea incluida en la ‘lista negra’ tiene que cumplir dos de estos tres criterios establecidos por la asociación: ayuda a mejorar los resultados deportivos, daña el espíritu del deporte o es dañino para la salud del atleta.

Fuente: RT

Ciudadanos de Colorado votarán en otoño la legalización de la marihuana

Otro estado de la Unión Americana, Colorado, someterá al escrutinio popular la decisión de consumir marihuana entre adultos mayores de 21 años, en una propuesta que incluye

Hace poco tiempo fue el estado de California el que sorprendió tanto a la opinión pública estadounidense como a la internacional por abrir una votación pública a propósito de la legalización en el consumo de marihuana. Y si bien en aquella ocasión los resultados fueron adversos para quienes están a favor de esta postura, quedó sentado el precedente de que este es un asunto que debería tratarse como la regulación pública de una decisión individual y no como una política estandarizada frente a los consumidores.

En el otoño próximo esta situación podría repetirse o devenir en un resultado totalmente opuesto cuando en Colorado la población electoral decida si en su estado se legaliza o no el consumo de marihuana en adultos mayores de 21 años, sin necesidad de prescripción médica de por medio. Asimismo, la iniciativa incluye especificaciones sobre la cantidad de hierba que una persona puede portar (25 gramos o 6 plantas), además de que, de aprobarse, podría permitirse también el comercio legal y fiscalizado de la ganja.

Activistas que impulsan este proyecto de ley aseguran que la gente en Colorado está lista para terminar con la prohibición de la marihuana y pagar impuestos por su consumo tal y como sucede actualmente con el alcohol.

[Huffington Post]