MMS ¿Medicamento o Veneno? – Congreso completo Barcelona 27 Febrero 2015

El viernes 27 de febrero de 2015 se celebró en Barcelona un evento multitudinario ( 2700 asistentes ) para divulgar el uso del Dióxido de Cloro ( MMS ) como tratamiento a muchas enfermedades. En el congreso se presentaron testimonios y argumentos científicos que avalan el éxito del uso del MMS en contra de lo que la “comunidad farmacéutica” postula.

PARTE 1:


PARTE 2:


EXTRACTOS:

Discurso Josep Pàmies: http://youtu.be/revtJTAPJNo
El Caso Daniel Smith: http://youtu.be/06OlXbgKxwE
Testimonio Pere: http://youtu.be/yCCDltnUN7s

Si te ha gustado el vídeo haz un “me gusta”
Suscríbete a nuestro canal de youtube: http://www.youtube.com/lascajasdepandora
Visita nuestra web y apúntate a la lista de correo: http://www.lacajadepandora.eu

MMS ¿Medicamento o veneno? Un ejemplo de control sanitario y de respuesta popular empoderada

¿Qué es exactamente el MMS?
¿Es cierto que cura enfermedades?
¿Puede curar el Ébola o el SIDA?
¿Y el Cáncer?
¿Es peligroso ?
¿Es cierto que está PROHIBIDO?
¿Por qué?

Viernes 27 de Febrero de 2015

Barcelona

Josep Pàmies – Miembro fundador de DOLÇA REVOLUCIÓ de las plantas medicinales
Rosa Sa – Asociación Pro – legalización del clorito de sodio terapéutico
Enric Cerqueda – Masajista / Associació DOLÇA REVOLUCIÓ
Dra. Isabel Cusó – Médico / El Masnou
Manuel Cátedra – Divulgador / Madrid
Roger Rabés – Ganadero alternativo / Associació DOLÇA REVOLUCIÓ
Teresa Forcades – Médico / Monja benedictina Monestir Sant Benet de Montserrat

Los usos positivos de la marihuana para pacientes con cáncer

La marihuana, también conocida como cannabis, se utiliza con fines medicinales para tratar una serie de condiciones, incluyendo el cáncer. La marihuana y sus componentes químicos activos como el THC tiene muchas propiedades que pueden beneficiar a pacientes con cáncer. Poco se sabe, sin embargo, sobre cómo la marihuana interactúa con otros medicamentos comúnmente recetados. Las personas interesadas en las terapias de la marihuana deben consultar a un profesional de la salud antes de usar la marihuana para tratar los síntomas de cáncer.

Reduce las náuseas

Las náuseas y pérdida de apetito son los efectos secundarios comunes de la quimioterapia y también los síntomas de las últimas etapas de cáncer. El Instituto Nacional del Cáncer describe cómo el THC sintético o cigarrillos de marihuana se pueden utilizar para tratar las náuseas y pérdida del apetito asociada con el cáncer. La inhalación de marihuana a través del humo o la vaporización puede ser un método más efectivo de uso, ya que tiene un modo de acción más rápido que los extractos de marihuana por vía oral o THC sintético. El Instituto Nacional del Cáncer advierte que se necesita más investigación para determinar la dosis óptima de la marihuana que los pacientes con cáncer deben usar para tomar ventaja de las propiedades anti eméticas de la droga.

 Reduce el tamaño del tumor

Una serie de estudios de investigación médica revisada por NORML.org demuestran que la marihuana puede tener propiedades anti-cancerígenas. Los efectos de la marihuana como un agente anti-tumoral son particularmente evidentes en los gliomas. Los gliomas o glioblastomas, son una rara, pero muy agresiva forma de cáncer de cerebro que normalmente se traduce en la muerte del paciente dentro de los dos años del inicio. NORML.org revisó los estudios que muestran que la marihuana puede reducir el tamaño del tumor en pacientes con glioma. NORML.org también cita una serie de estudios que demuestran efectos antitumorales de la marihuana en un número de cánceres, incluyendo cáncer de mama, cáncer de próstata, cáncer de colon, cáncer de pulmón, cáncer de cuello uterino y otros cánceres. Otros estudios revisados ​​por NORML.org muestran que cuando se usa en combinación con ciertas quimioterapias, la marihuana puede aumentar la eficacia de los fármacos contra el cáncer.

 

Reduce el dolor

En 2010 un estudio clínico multicéntrico doble ciego publicado en el Journal of Pain and Symptom Management se demuestra que el cannabis reduce significativamente el dolor asociado con el cáncer, en comparación con los placebos. Los autores de este estudio recomiendan que la marihuana contiene extractos tanto de THC como de CBD (dos componentes químicos activos de la marihuana) que pueden ser utilizados para tratar el dolor en pacientes con cáncer que no responden a las típicas recetas de reductores del dolor de tipo opioide. THC y CBD pueden trabajar en forma sinérgica para aliviar el dolor y reducir la inflamación en formas que el THC solo o con receta de analgésicos para el dolor no pueden.

Fuente Ehow

La marihuana está dando “una paliza al cáncer”

Eslovaquia.- De hecho, los cannabinoides (sustancias químicas del cannabis)  luchan contra las células cancerosas.

En los últimos nueve años, se ha llevado a cabo más de 20 grandes estudios que han encontrado que estos cannabinoides frenan la proliferación de muchos tipos de cánceres, incluyendo los tumores cerebrales, melanomas y cáncer de mama. Existe la evidencia de que los cannabinoides atacan directamente la actividad antitumoral.

Los efectos adversos del cannabis en comparación con los de otros fármacos  utilizados actualmente están clasificados como de “bajo riesgo”.

¿Qué puede hacer el gobierno cuando sus ciudadanos se ven afectados por enfermedades como el cáncer o la enfermedad de Crohn ? La despenalización de la marihuana es un gran comienzo!

Uno podría pensar que si los 800 científicos respetados que  están de acuerdo con el hecho de que el cannabis tiene un valor medicinal, sin embargo, por lo que nuestro gobierno federal debería  apoyar su uso en la medicina y promover nuevas investigaciones, pero por desgracia no lo hace. El mayor riesgo asociado con la marihuana medicinal es su ilegalidad.

¿Sabía usted que los investigadores saben que los cannabinoides pueden atajar el desarrollo de cáncer? Estos efectos antitumorales  de los cannabinoides  inhiben el crecimiento tumoral. Se ha demostrado que el THC destruye los tumores cerebrales malignos y alarga la vida. Sin embargo, la DEA todavía clasifica el cannabis, como si no tuviese  ningún uso terapéutico.

El cannabis medicinal ha sido utilizado durante siglos como un tratamiento natural para muchas enfermedades, si bien lo fue prohibido en 1937. Ahora, se está avanzando en las leyes sobre la marihuana medicinal y su uso en  nuevos tratamientos que se han redescubierto. Ahora, los agricultores cultivan cepas específicas para las cuales se diseñó la relación de cambio de THC / CBD y para tratar enfermedades específicas.

Los cannabinoides tienen un historial de seguridad real, sobre todo en comparación con otros ingredientes activos de otros medicamentos.

Se puede y se debe ganar al cáncer

En contraste con las creencias conservadoras de consumo de marihuana, independientemente de la cantidad utilizada no puede causar sobredosis mortal!

De acuerdo con la evaluación en 1995 elaborada porla Organización Mundialdela Salud, “hay informes de muertes por sobredosis de cannabis y la dosis estimada letal para los seres humanos extrapolados de estudios con animales es tan alto que no puede ser alcanzado por el usuario.” La mayoría de los fumadores de marihuana y los usuarios de cannabis esto lo sabían desde hace mucho tiempo y todavía no se sabe por qué el gobierno no?

 

Fuente la marihuana

 

Ciencia/Humanos: El extracto de cannabis Sativex mejora el dolor del cáncer según un amplio estudio clínico

Los pacientes con cáncer avanzado en tratamiento para el dolor con opiáceos pueden beneficiarse con una terapia adicional con cannabis. Este es el resultado de un estudio clínico con 360 pacientes al los que se les añadió al tratamiento con opiáceos el extracto de cannabis Sativex o un placebo durante 5 semanas. Los investigadores evaluaron la eficacia analgésica y la seguridad de dicho extracto. Los enfermos recibieron 1-4, 6-10 o 11-16 pulverizaciones de Sativex al día. Cada pulverización de spray contiene 2’7 mg de THC y 2’5 mg de CBD. Al comienzo del estudio los pacientes del grupo que recibió Sativex calificaron el dolor de una intensidad de 5’8 puntos y los del grupo placebo de 5’7 en una escala que iba desde “0 = sin dolor” hasta “10 = dolor tan intenso como se pueda imaginar”.

Completaron el estudio 263 enfermos. El número de pacientes con un 30 por ciento o más de reducción en la puntuación media de dolor durante los últimos 3 días del estudio no fue diferente entre el grupo placebo y el de Sativex. Sin embargo hubo diferencias en los dos grupos que recibieron las dosis más bajas: en el de menor dosis (1-4 pulverizaciones) la puntuación del dolor se redujo en 1’5 puntos, en el grupo de dosis media (6-10 pulverizaciones) hubo una reducción de 1’1 puntos y en el grupo placebo hubo una diferencia de 0’75 puntos en comparación con la valoración inicial. No hubo diferencias entre el grupo que recibió la dosis más alta y el grupo placebo. Los eventos adversos fueron dosis-dependientes y sólo en el grupo de dosis alta en comparación con el grupo placebo. Los autores concluyen diciendo que el Sativex “puede ser un complemento útil para los pacientes con analgesia opiácea para el dolor del cáncer resistente al tratamiento”. También señalan varias limitaciones debido al diseño del estudio, ya que no permitió ninguna dosificación individualizada del cannabis y ningún ajuste de la dosis de los opiáceos. “Serán necesarios ensayos controlados que incorporen la individualización de las dosis dentro de una amplia gama para todos los pacientes para desarrollar los resultados actuales”, afirman los autores en un artículo para el Journal of Pain.

(Fuente: Portenoy RK, Ganae-Motan ED, Allende S, Yanagihara R, Shaiova L, Weinstein S, McQuade R, Wright S, Fallon MT. Nabiximols for Opioid-Treated Cancer Patients With Poorly-Controlled Chronic Pain: A Randomized, Placebo-Controlled, Graded-Dose Trial. J Pain. 2012 Apr 5. [en imprenta])

Fuente: cannabis-med

Componente de la marihuana destruiría células cancerígenas

Investigadores españoles inyectaron dosis de THC, principal componente activo de la marihuana, en ratones infectados con tumores cancerosos humanos, que fueron destruidos.

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, publicado en la última edición del Journal of Clinical Investigation, concluyó que el tetrahidrocanabinol -conocido como THC- podría tener un efecto sobre la reducción e incluso la destrucción de las células cancerosas, principalmente las alojadas en el cerebro.

El THC es el principal componente activo de la marihuana.

Para realizar la investigación, los bioquímicos españoles inyectaron una dosis cotidiana de THC en ratones que habían sido previamente infectados con tumores cancerosos humanos de 250 milímetros cúbicos.

Al inocularse el THC cerca del tumor, se desencadenó un proceso de autofagia de las células cancerosas, que se autodestruyeron encerrándose en vesículas de doble membrana, para ser digeridas y destruidas luego por los lisosomas.

Los tumores introducidos en los ratones incluían gliomas, el tipo más frecuente de cáncer cerebral, y células de cáncer de páncreas y de mama.

“La administración de THC redujo en más de 80 por ciento el crecimiento de tumores derivados de diferentes tipos de células cancerosas”, aseguraron los investigadores.

Recientemente, realizaron un ensayo clínico sobre dos pacientes afectados por un cáncer cerebral recurrente muy agresivo.

“Les aplicaron una inyección intracraneana de THC entre 26 y 30 días, obteniendo como resultado “un proceso de muerte de células por autofagia”, esto fue comprobado gracias al análisis de las biopsias realizadas antes y después del tratamiento.

“Mostramos que los canabinoides, una nueva familia de potenciales agentes antitumores, provocan una autofagia de células cancerosas, en un proceso que lleva a la muerte de las células”, escribieron los científicos en sus conclusiones.

“En general, nuestras conclusiones demuestran que la autofagia juega un papel de primera importancia en la destrucción de células cancerosas tratadas con THC”, agregaron.

Fuente: lmcordoba

Estudio israelí: más médicos deberían recomendar cannabis a pacientes con cáncer

Israel.- Más de dos tercios de los pacientes con cáncer a quienes se les prescribió marihuana medicinal para combatir el dolor están satisfechos con el tratamiento, según un nuevo estudio exhaustivo de Israel.

En el estudio participaron 264 pacientes con cáncer que fueron tratados con marihuana medicinal durante todo un año, informó Dan Even de Haaretz . La investigación se llevó a cabo en el Centro Médico Sheba, Tel Hashomer, en colaboración con la Asociacióndel Cáncer de Israel.

Alrededor del 61 por ciento de los pacientes reportaron una mejoría significativa en su calidad de vida como resultado de la marihuana medicinal, mientras que el 56 por ciento observando una mejora en su capacidad para controlar el dolor. Dos tercios – 67 por ciento – estaban a favor del tratamiento, y el 65 por ciento dijo que se lo recomendaría a otros pacientes.

Los hallazgos fueron presentados este mes en una conferencia dela Unión Oncólogos israelíes en Eilat, Israel. El estudio fue dirigido por el Dr. Ilo Wolf, director de oncología en el Centro de Cáncer de Sheba, con la asistencia de investigadores Yasmin Leshem, Damien Urbach, Berliz Adato, Tamar Ben Efraín y Gerty Meital.

3249599364.jpeg

Los tipos más comunes de cáncer para el cual se prescribe marihuana medicinal está el cáncer tísico (21 por ciento), cáncer de mama (12 por ciento) y el cáncer de páncreas (10 por ciento), según el estudio.

Los investigadores encontraron un promedio de 325 días transcurridos entre el momento en que los pacientes fueron diagnosticados con cáncer y el tiempo que habían presentado solicitudes de permiso para cultivar o poseer marihuana medicinal. Alrededor del 81 por ciento de las solicitudes citadas fueron por el dolor causado por la enfermedad. Un 8 por ciento de los pacientes solicita cannabis medicinal para combatir las náuseas, mientras que otro 8 por ciento se quejó de debilidad.

Pero la mayoría de los pacientes de cáncer están siendo tratados con marihuana medicinal en Israel son informados de que es la única opción en las etapas avanzadas de la enfermedad, según los investigadores.

“El tratamiento debe ser ofrecido a los pacientes en las etapas iniciales del cáncer”, señala el informe.

Según el estudio, el 39 por ciento de los encuestados se les aconsejó el tratamiento inicial de los amigos, los otros pacientes, o los medios de comunicación, en lugar de por sus médicos.

“El tratamiento debe ser ofrecido a los pacientes entrenados por los equipos médicos, porque se trata de un tratamiento efectivo”, dijo el informe.

Los pocos efectos secundarios derivados de la utilización regular de cannabis medicinal se definen como “moderados”. Vértigo fue el principal efecto secundario documentado por los investigadores.

“La marihuana medicinal se ha convertido en uno de los tratamientos disponibles para pacientes con cáncer en Israel en los últimos años [y por lo tanto] la creencia de la asociación que la cuestión debe ser regulada por los profesionales en el campo”, dijo Miri Ziv, director dela Asociaciónde Cáncer de Israel.

El número de pacientes de marihuana medicinal en Israel ha aumentado en un 66 por ciento anual en los últimos años, según el estudio. La marihuana medicinal ha sido aprobado para su uso en alrededor de 6.000 israelíes que sufren de diversas enfermedades, según el informe.

Muchas cuestiones jurídicas relacionadas con la marihuana medicinal siguen sin resolverse, pero los funcionarios del Ministerio de Salud creen que una vez que la zona es “totalmente regulada”, el número de pacientes tratados con marihuana medicinal en Israel se extenderá a 40.000.

Siete de los 12 parques autorizados para cultivar cannabis medicinal se encuentran activos en Israel, según el informe. En virtud de una directiva del Ministerio de Salud, los centros de distribución que operan actualmente tienen derecho a NIS 360 por mes, por paciente, para el suministro de marihuana medicinal. Tienen derecho a otro NIS 24 para transportarlo encima y NIS 100 para la entrega.

Los pacientes que tienen permisos de marihuana medicinal emitidos antes de 2009 tienen derecho a crecer hasta 10 plantas en el hogar, con una altura máxima de1,5 metros(menores de cinco pies). Permisos expedidos durante los últimos dos años sólo permiten a los pacientes que posean la marihuana medicinal “, de acuerdo con las cantidades prescritas.”

Fuente: takeofthetown

Cannabis contra el cáncer de próstata

Un estudio que se encuentra en una fase temprana sugiere que los fármacos basados en esta planta (marihuana) podrían algún día ayudar a combatir la enfermedad.

El uso médico de los cannabinoides o sustancias químicas activas que se encuentran en la marihuana, ha cobrado intéres en los últimos tiempos, abriendo nuevos horizontes para la exploración de potenciales fármacos.

Investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares hallaron indicios de que ciertos componentes químicos del cannabis detienen el crecimiento de células cancerígenas en la próstata. La investigación fue publicada en el British Journal of Cancer. Sin embargo, los expertos señalan que la investigación todavía se encuentra en una fase exploratoria y que aún son necesarios muchos más años de ensayos para determinar la aplicación de las averiguaciones en el tratamiento del cáncer en humanos.

Después de trabajar en un principio con células humanas, Inés Díaz-Laviada y su equipo también probaron un compuesto en ratones y descubrieron que reducía de manera significativa el crecimiento tumoral.

Los cannabinoides probados por el equipo de científicos español parecen actuar contra el cáncer de próstata porque bloquean un receptor, o entrada molecular, en la superficie de las células tumorales. Eso detiene la división de estas células.

El equipo trabajó con dos cannabinoides -llamados methanandamide y JWH-015- y supone la primera demostración de que tales sustancias del cannabis evitan la multiplicación de las células cancerígenas.

Logros y fracasos farmacéuticos

Algunas farmacéuticas ya están explorando las posibilidades de los cannabinoides contra el cáncer, entre ellas la firma británica GW Pharmaceuticals, especializada en fármacos basados en cannabis. GW colabora con la japonesa Otsuka en una investigación temprana del empleo de extractos de cannabis para tratar el cáncer de próstata (el más común entre la población masculina), y también el cáncer cerebral y el de mama.

GW ya ha desarrollado un spray oral llamado Sativex que alivia algunos de los síntomas de la esclerosis múltiple y que piensa comercializar en Europa con la alemana Bayer y la española Almirall.

Otros intentos de explotación del sistema cannabinoide han tenido éxito dispar. Sanofi-Aventis se vio forzada a retirar del mercado el adelgazante Acomplia por sus vínculos con desórdenes mentales.

fuente: salud.com

Los canabinoides destruyen el cáncer y el gobierno lo sabe desde 1974 (España)

Este post apareció en Americans For Safe Access www.safeaccessnow.org en Noviembre de 2003

Un nuevo estudio publicado en Nature Reviews-Cancer ofrece una explicación detallada e histórica acerca de cómo el THC (Tetrahidrocannabinol) y los canabinoides naturales atacan el cáncer, preservando las células normales.

El estudio por Manuel Guzmán de Madrid, España, encontró que los canabinoides, los componentes activos de la marihuana, inhiben el crecimiento del tumor en animales de laboratorio. Ellos actúan por medio de la modulación de las rutas claves de la señalización celular, induciendo de ese modo, la muerte de las células tumorales, así como inhibiendo el crecimiento de los vasos  sanguíneos que alimentan el tumor.

El estudio de Guzman es muy importante de acuerdo al Dr. Ethan Russo, un neurólogo y autoridad mundial en cánabis médico: “El cáncer ocurre porque las células se inmortalizan, y no consiguen captar las señales para parar el crecimiento. Una función normal de remodelamiento del cuerpo requiere que las células mueran de forma espontánea. Esto se llama apóptosis o muerte celular programada. Ese proceso no funciona en los tumores. El THC promueve su reaparición de manera que loas gliomas, leucemias y melanomas y otro tipo de células de hecho facilirán las señales, frenará la división celular y morirán”.

“Pero, esto no es todo”, explica el Dr Russo; la otra forma en que los tumores crecen es por medio de asegurarse  de que se nutren: envían señales para promover la angiogéneses, el crecimiento de nuevos  vasos sanguíneos. Los canabinoides desactivan esas señales también, es realmente increible y elegante”.

En otras palabras, este artículo explica varias formas en las cuales los canabinoides podrían ser usados para luchar contra el cáncer, y, como dice el artículo, “los canabinoides son usalmente bien tolerados, y no producen los efectos tóxicos generalizados de las quimioterapias convencionales”.

Normalmente, cualquier historia que incluso sugiera la posibilidad de un nuevo tratamiento para el cáncer es saludada como “una cura contra el cáncer”, por muy remota que se encuentre en el futuro e improbable que pueda ser su aplicación. Pero si se trata de la marihuana, no esperes que las noticias de los medios de comunicación de masas hablen de ello; especialmente desde que los editores de los medios de masas han ido silenciosamente asesinando esta historia durante los últimos 30 años.

Así es; las noticias acerca de la capacidad de eliminar los tumores hizo su aparición por primera vez en 1974. Los investigadores del Medical College de Virginia, que habían sido financiados por el Instituto Nacional de Salud para encontrar pruebas de que la marihuana dañaba el sistema inmunitaria, en su lugar encontraron que la THC ralentizaba el crecimiento de estos tres tipos de cáncer en los ratones, de pulmón, cáncer de mama y leucemia inducida por virus.

El Washinton Post reportó en la seccion local de noticias el 18 de Agosto de 1974 bajo el título “Se estudia el freno al cáncer” que decía: “El agente químico activo en la marihuana frena el crecimiento  de tres tipos de cáncer en ratones y puede también suprimir la reaccion inmunitaria que causa el rechazo de los transplantes de órganos, según ha descubierto una equipo del Medical College de Virginia. Los investigadores encontraron que el THC ralentizaba el crecimiento de cáncer de pulmón, cáncer de mama y leucemia inducida por un virus y prolongaba sus vidas tanto como un 36 por ciento”.

“La cobertura mediática del descubrimiento de Madrid ha sido virtualmente inexistente en este país. Las noticias aparecieron sin mucho ruido en Febrero del 2000 con una historia acerca del artículo de Nature Medicine”, se lamentaba el editor de MarijuanaNews.com Richard Cowan, que dijo que fue sólo capaz de encontrar el artículo a través de un enlace que apareció en el Drudge Report. “The New York Times, The Washington Post, and Los Angeles Times ignoraron la noticia, incluso siendo de una importancia indiscutible ya que se trata de una sustancia benigna que se encuentra en la naturaleza y destruye los tumores cerebrales cancerígenos”, añade Cowan.

El 29 de Marzo de 2001, el San Antonio Current publicó una noticia muy bien investigada, cuidadosamente analizada por Raymond Cushing titulada “La marihuana elimina los tumores; el Gobierno lo sabe desde 1974″. La cobertura mediática desde entonces, ha sido inexistente excepto por la copia de esta historia en Alternet.

Es difícil de creer que el conocimiento de que el cannabis puede ser usado para combatir el cáncer haya sido suprimido durante al menos 30 años, pero parece probable que esta censura continúe, ¿por qué?

De acuerdo con Cowan, la respuesta está en que es una amenaza a la prohibición del cannabis. “Si este artículo y suspredecesores desde el 2000 y 1974 fueron las únicas evidencias de la supresión del cannabis médico, uno podría tal vez tratar de racionalizarlo de alguna manera. Sin embargo, hay una cantidad enorme de pruebas de que la supresión del cannabis médico representa el fallo más enorme de las instituciones de una sociedad libre, de la medicina, del periodismo, de la ciencia y de los valores fundamentales”, dice Cowan.

Millones de personas han muerto con horribles muertes y en muchos casos, sus familias han dilapidado sus ahorros en fármacos caros, tóxicos y peligrosos. Ahora nos empezamos a dar cuenta de que no sólo la marihuana no ha matado nunca a nadie, sino que su prohibición ha matado a millones.

Fuente: http://www.gsalternative.com/2010/05/cannabinoids-kill-cancer/

Fuente TrinityaTierra

La marihuana como potenciador de la eficacia de las terapias contra el cáncer

Un trabajo de investigación liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) sugiere que la administración combinada del principio activo de la marihuana y el fármaco antitumoral temozolomida podría ser eficaz en el tratamiento de los tumores cerebrales.

Un estudio llevado a cabo en modelos animales y liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto que la administración del principal principio activo de la marihuana (el Δ9-tetrahidrocannabinol, también conocido como THC) en combinación con el fármaco antitumoral temozolomida reduce muy fuertemente el crecimiento en ratones de un tipo de tumor cerebral denominado glioblastoma multiforme.

El glioblastoma multiforme es el tipo más frecuente de tumor cerebral y una de las formas más agresivas de cáncer debido, al menos en parte, a que es altamente resistente a las terapias antitumorales. Así un alto porcentaje de dichos tumores desarrolla resistencia a la temozolomida (el fármaco que se utiliza habitualmente para su tratamiento). En este trabajo los investigadores encontraron que la administración conjunta de THC y temozolomida actúa eficazmente sobre aquellos tumores que son resistentes al tratamiento con uno solo de los dos compuestos, lo que sugiere que esta combinación de drogas podría ser utilizada también en pacientes que presenten resistencia a temozolomida.

Por otra parte, el estudio muestra que la combinación de THC con otro cannabinoide presente en la marihuana (el cannabidiol, un compuesto no psicoactivo que utiliza un mecanismo de acción diferente al del THC) permitiría reducir las dosis necesarias para que el THC produjera su acción antitumoral. Los investigadores mostraron que el tratamiento con dosis bajas de THC y cannabidiol junto con temozolomida resulta igualmente eficaz a la hora de reducir el crecimiento tumoral. Resultados similares se obtuvieron cuando se combinó la temozolomida con el fármaco Sativex® (que contiene THC y cannabidiol y que ha sido recientemente autorizado en España para el tratamiento de la esclerosis múltiple).

La investigación realizada en la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos encontró que la combinación del THC con la temozolomida estimula fuertemente un proceso celular denominado autofagia. En circunstancias normales la autofagia (literalmente auto-digestión) actúa proporcionando nutrientes a las células y es por tanto un

proceso que participa en el normal funcionamiento de las mismas. Sin embargo este estudio ha encontrado que la combinación de THC y temozolomida es capaz de activar la autofagia en células tumorales de manera que este proceso conduzca a la muerte de las mismas.

Los resultados obtenidos en este trabajo abren la puerta a la utilización conjunta de fármacos basados en el principio activo de la marihuana y otros agentes antitumorales para el tratamiento del cáncer. En concreto, los investigadores se plantean impulsar el desarrollo de un ensayo clínico que permita comprobar la eficacia de esta terapia en pacientes con glioblastoma multiforme.

Fuente MadridDiario

¿Que pasaría si el Cannabis curara el Cáncer?

¿Podrían los productos químicos que se encuentran en la marihuana prevenir -e incluso- curar varios tipos de cánceres mortales?

Podrían algún día, las propiedades del cannabis de regular los tumores, reemplazar las drogas debilitantes como lo son la quimioterapia y radiación, que hace daño al mismo tiempo de sanar?

Descubre la verdad acerca de esta medicina ancestral mientras destacados científicos en el campo de la investigación de cannabinoides ilustran sus alucinantes descubrimientos.

Este film presenta evidencia controversial – pero ALTAMENTE CONVINCENTE – de que esta hierba prohibida tiene propiedades curativas mas allá que cualquier otra planta en el planeta, interactuando con nuestro “sistema propio de endocannabinoides” que nos mantiene sano.

“What if Cannabis Cured Cancer” explica como todos nacemos con un tipo de marihuana ya en nuestro sistema, y cuando consumimos marihuana, los endocannabinoides dentro de nosotros, junto con cualquier cannabinoide que ingiramos, encaja perfectamente, como una llave con su candado.

Un documental que te abrirá los ojos acerca del futuro del cannabis, y quizá, el futuro de la medicina. Escrito y dirijido por el documentalista de la BBC, Len Richmond. Narrado por el actor ganadar de un emmy, Peter Coyote.

Trailer:  http://youtu.be/pnP8IugJCHM

Fuente Mazar