MMS ¿Medicamento o Veneno? – Congreso completo Barcelona 27 Febrero 2015

El viernes 27 de febrero de 2015 se celebró en Barcelona un evento multitudinario ( 2700 asistentes ) para divulgar el uso del Dióxido de Cloro ( MMS ) como tratamiento a muchas enfermedades. En el congreso se presentaron testimonios y argumentos científicos que avalan el éxito del uso del MMS en contra de lo que la “comunidad farmacéutica” postula.

PARTE 1:


PARTE 2:


EXTRACTOS:

Discurso Josep Pàmies: http://youtu.be/revtJTAPJNo
El Caso Daniel Smith: http://youtu.be/06OlXbgKxwE
Testimonio Pere: http://youtu.be/yCCDltnUN7s

Si te ha gustado el vídeo haz un “me gusta”
Suscríbete a nuestro canal de youtube: http://www.youtube.com/lascajasdepandora
Visita nuestra web y apúntate a la lista de correo: http://www.lacajadepandora.eu

MMS ¿Medicamento o veneno? Un ejemplo de control sanitario y de respuesta popular empoderada

¿Qué es exactamente el MMS?
¿Es cierto que cura enfermedades?
¿Puede curar el Ébola o el SIDA?
¿Y el Cáncer?
¿Es peligroso ?
¿Es cierto que está PROHIBIDO?
¿Por qué?

Viernes 27 de Febrero de 2015

Barcelona

Josep Pàmies – Miembro fundador de DOLÇA REVOLUCIÓ de las plantas medicinales
Rosa Sa – Asociación Pro – legalización del clorito de sodio terapéutico
Enric Cerqueda – Masajista / Associació DOLÇA REVOLUCIÓ
Dra. Isabel Cusó – Médico / El Masnou
Manuel Cátedra – Divulgador / Madrid
Roger Rabés – Ganadero alternativo / Associació DOLÇA REVOLUCIÓ
Teresa Forcades – Médico / Monja benedictina Monestir Sant Benet de Montserrat

Anuncios

Investigadores de la Complutense identifican una proteína que limita la acción anticancerígena de los cannabinoides

Investigadores de la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid han detectado que los tumores cerebrales producen niveles elevados de una proteína denominada midquina (MDK) que determina la resistencia a la acción antitumoral de los cannabinoides.

En el estudio, en el que han colaborado el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, se analizaron muestras de más de 200 pacientes con tumores cerebrales, observando que una alta expresión de MDK se relacionaba con una menor supervivencia de dichos pacientes.

Esto sugiere que la presencia de dicha proteína puede ser un factor de mal pronóstico en pacientes con tumores cerebrales, según informa la agencia SINC, incluyendo su variedad más agresiva, el glioblastoma multiforme, que presenta una alta resistencia a las terapias antitumorales convencionales.

Los investigadores encontraron que la MDK promueve la resistencia de las células de tumores cerebrales a la acción de los cannabinoides mediante su interacción con la proteína quinasa asociada al linfoma anaplásico (ALK). Como su nombre indica, las alteraciones en ALK se habían asociado a otros tipos de tumores como el linfoma anaplásico o determinados tipos de cáncer de pulmón.

Ahora, este estudio sugiere que en el caso de los tumores cerebrales serían los niveles de MDK (el activador de ALK), más que las mutaciones o alteraciones en ALK, los que podrían favorecer el crecimiento del tumor.

En línea con estas observaciones los investigadores han encontrado que la resistencia a la acción antitumoral de los cannabinoides se revierte cuando se reducen específicamente los niveles de MDK o se inhibe la proteína ALK en tumores generados en ratones.

TAMBIÉN REGULA LA AUTOFAGIA CELULAR

Otra novedad del trabajo se refiere a la relación entre las proteínas MDK y ALK y la regulación de un proceso celular denominado autofagia. Así, estudios previos de este equipo de investigación habían encontrado que los cannabinoides activan la autofagia (literalmente, autodigestión) como parte del mecanismo que lleva a la muerte de las células tumorales.

Ahora, este estudio ha encontrado que diversos factores y, en concreto, la MDK a través de su unión con la proteína ALK, pueden promover la resistencia a la acción antitumoral de los cannabinoides interfiriendo con la capacidad de estos compuestos para activar la autofagia.

Los resultados obtenidos en este trabajo han llevado a identificar algunos de los factores moleculares asociados a la resistencia de los tumores cerebrales a la acción antitumoral de los cannabinoides, y abren la puerta a la utilización conjunta de fármacos basados en el principio activo de la marihuana en combinación con inhibidores de la proteína ALK para el tratamiento del glioblastoma multiforme.

Fuente EuropaPress