Legalizar marihuana reduciría violencia: experto

Legalizar marihuana reduciría violencia: experto

El experto internacional en seguridad de origen holandés, Gerard Martin, expresó que la legalización de la marihuana pudiera ser un camino para disminuir la violencia en México.

En el marco de su participación en el 2do Foro Internacional Prevención del Delito e Innovación Social que se realizará jueves y viernes en Tijuana, el experto detalló cómo ha funcionado esta política en Holanda durante los últimos 20 años.

“Su pregunta es muy buena, porque usted no preguntó por la liberación de las drogas, sino por la liberación de la marihuana, y esto ha sido la política en Holanda, en Holanda nunca hemos tenido una política de liberación de las drogas duras, a veces hay una interpretación rápida sobre la experiencia holandesa, pero la realidad es esta, que en Holanda se hizo un argumento de salud con una diferencia entre las drogas duras, entre las cuales están la heroína y la cocaína, y las drogas suaves como la marihuana… -¿Realmente bajó el nivel de violencia entre la población, se pudiera aplicar la misma política en México o en los países de Latinoamérica?-… Yo diría que sí, en el sentido de que entonces en Holanda, por lo menos alrededor de la marihuana hay muchos menos mercados ilegales, entonces el control sobre la venta de la marihuana en Holanda está regulado, las tiendas que existen de marihuana reciben un permiso, estas personas según la ciudad son capacitados para tener tales tiendas, esto se ha mejorado en los 20 años que tiene esta política, entonces tampoco es la liberalización completa para consumir la marihuana, está estrictamente regulada, esto hace que haya menos mercados ilegales abiertos”, comentó.

Agregó que la marihuana en Holanda no está permitida para los menores de edad, y aunque disminuyó la violencia, continúa su existencia en este mercado de menores.

Ciencia/Humanos: El consumo de cannabis por adultos no provoca reducción de la inteligencia

En los adultos el consumo de cannabis, incluso si es grande, no provoca deterioro cognitivo. Sin embargo su consumo intenso durante la adolescencia puede reducir la inteligencia en etapas posteriores de la vida. Estos son los principales resultados de un estudio a largo plazo realizado por un equipo internacional de investigadores de Nueva Zelanda. Los participantes eran miembros del Estudio de Dunedin, un estudio de cohorte de 1.037 individuos que fue seguido desde el nacimiento en 1972/1973 hasta los 38 años. El consumo de cannabis se determinó en entrevistas a los 18, 21, 26, 32 y 38 años. Se realizaron pruebas neuropsicológicas a los 13 años, antes del inicio del consumo de cannabis, y de nuevo a los 38 años.

Los investigadores encontraron que aquellos consumidores persistentes de cannabis (fumadores de al menos cuatro veces a la semana, año tras año, en la adolescencia, entre los 20 y los 30 años y, en algunos casos, después de los 30) sufrieron una disminución de su coeficiente intelectual. Mientras más habían fumado, mayor era la pérdida en dicho coeficiente. El efecto se observó sólo en los que comenzaron a fumar cannabis en la adolescencia. “Es un estudio especial, con el que estoy bastante de acuerdo, que el cannabis es seguro para los cerebros de mayores de 18 años pero arriesgado para los de menos de 18”, afirma a BBC News el profesor Terrie Moffitt del Instituto de Psiquiatría King College de Londres y miembro del equipo de investigación. “Los resultados son una buena noticia para todos los pacientes que utilizan cannabis como medicamento”, ha dicho Franjo Grotenhermen, Presidente de la Asociación Alemana por el Cannabis como Medicamento, en un comunicado de prensa de la ACM. “Un consumo moderado de cannabis, como el que se hace como tratamiento o el que hacen los adultos, no provoca deterioro ponderable”.

Meier MH, Caspi A, Ambler A, Harrington H, Houts R, Keefe RS, McDonald K, Ward A, Poulton R, Moffitt TE. Persistent cannabis users show neuropsychological decline from childhood to midlife. Proc Natl Acad Sci U S A. 2012 Aug 27. [en imprenta]
BBC News del 28 de agosto de 2012
Reuters del 27 de agosto de 2012
Comunicado de prensa de la ACM del 30 de agosto de 2012

Fuente:AIC

Elemento de la marihuana como herramienta contra el cáncer

San Francisco, EEUU.- La marihuana, ya ha demostrado que reduce el dolor y las náuseas en pacientes con cáncer, puede ser prometedora como agente de lucha contra el cáncer en algunas de las formas más agresivas de la enfermedad.

Un cuerpo de investigación muestra un compuesto que se encuentra en la marihuana ( que no produce alta psicotrópica de la planta) parece tener la capacidad de “apagar” la actividad de un gen responsable de la metástasis de mama y otros tipos de cánceres.

Dos científicos de San Francisco, California Pacific Medical Center publicaron por primera vez datos de hace cinco años se investigación que mostraba cómo este compuesto – llamado cannabidiol reduce la agresividad de el cáncer de mama en células  en el laboratorio.

El año pasado, se publicó un pequeño estudio que mostró que tenía un efecto similar en ratones. Ahora, los investigadores están en la cúspide de la investigación  en animales y esperamos avanzar lo antes posible con los ensayos clínicos en humanos.

“Según los datos de los ensayos preclínicos son muy fuertes y no existe toxicidad. No hay realmente un montón de investigaciones para avanzar aunque la gente esta muy emocionada”, dijo Sean McAllister , quien junto con el científico Pierre Desprez , ha estado estudiando las moléculas activas de la marihuana (cannabinoides)  como inhibidores potentes de la enfermedad metastásica durante la última década.

Desprez, que se trasladó a la zona dela Bahíade Francia para su investigación postdoctoral en la década de 1990, estaba buscando en humanos células de la glándula mamaria y en particular la función de una proteína llamada ID-1.

El ID-1 es una proteína muy importante en el desarrollo embrionario, después de lo cual esencialmente se apaga y permanece apagada. Pero cuando Desprez manipuló las células en el laboratorio para mantener artificialmente un alto nivel de ID-1 para ver si podía detener la secreción de leche, descubrió que estas células comenzaron a lucir y actuar como células cancerosas.

“Estas células comenzaron a comportarse realmente como locas”, dijo Desprez. ”Ellos comenzaron a emigrar e invadir otros tejidos para ver como se comportan como células metastásicas”.

En base a este descubrimiento, él echó un vistazo a las células cancerígenas metastásicas – no sólo a las células cancerosas estándar, responsables de la agresiva propagación de la enfermedad en todo el cuerpo. Se encontró que la gran mayoría tendían a expresar altos niveles de ID-1, lo que lleva a la conclusión de quela ID-1debe desempeñar un papel importante en la causa de que la enfermedad se propague.

Potencial contra el cáncer

Mientras tanto, McAllister se centró en el estudio de los esteroides anabólicos en el abuso de drogas. McAllister, quien también se dirigió a CPMC de Virginia en 1990, quedó fascinado con el papel no psicoactivo del cannabidiol o CBD, interactúando con el cáncer.

El cannabinoide mas conocido de la marihuana es delta-9 tetrahidrocannabinol, o THC – y ya había mostrado algunas propiedades contra el cáncer en los tumores, pero el cannabidiol no psicoactivo había pasado casi sin estudiarse. McAllister en su investigación inicial mostró que CDB tenía potencial contra el cáncer también.

Hace unos ocho años McAllister escucho a su colega, Desprez, dar un seminario interno sobre su trabajo en ID-1, las células de proteínas manipuladas que se hacen pasar por las células del cáncer y metástasis. Eso produjo una idea: ¿Qué el cannabidiol efectivo podría ser efectivo en atacar a las células metastásicas del cáncer?

La pareja se unió – Desprez con su aparentemente causante del cáncer ID-1 y McAllister con su lucha contra el cáncer con CBD – en una decisión de concentrar su investigación en células metastásicas de una forma particularmente agresiva con el cáncer de mama. ”. Triple negativo” Se llama así porque este tipo de cáncer de mama carece de los tres receptores de hormonas de algunas de las terapias  más exitosas. Alrededor del 15 por ciento de los cánceres de mama se incluyen en esta categoría, y estas células sucede que tiene un alto nivel de ID-1.

Fuente San Francisco Chronicle

Hacen tratamiento “artesanal” con marihuana en adictos a la lata

Una especialista del MSP dijo que se practica “caso a caso” para reducir el consumo de pasta base. Criticó el “fetichismo” que impide ver “beneficios” en algunas drogas.

La especialista Raquel Peyraube, asesora del Ministerio de Salud Pública (MSP), contó a Subrayado cómo es que comenzó a ensayar con marihuana en adictos a la pasta base para que reduzcan el consumo de esta droga.

Dijo que está realizando una experiencia “artesanal” donde decide “caso a caso” las dosis de marihuana que le suministra a los adictos para que vayan dejando la “lata” (pasta base).

Peyraube reconoció que lleva adelante esta práctica sin datos “científicos”, pero criticó el “fetichismo” que, asegura, “encandila a la ciencia y no deja ver los beneficios de algunas drogas”, como la marihuana.

La espacialista avaló ante la Cámara de Diputados esta práctica. El subsecretario de Salud Pública, Leonel Briozzo, aseguró que en caso de demostrarse en forma científica este método “sería parte del arsenal terapéutico global que se utilizará frente a este gran desafío”.

Peyraube, vinculada al grupo Cavia, una ONG de prevención y tratamiento de adicciones, confirmó haber experimentado con consumidores problema de pasta base.

“Por la experiencia sé que un usuario de pasta base necesita entre uno y dos porros al día, dosificados”, comentó a la Comisión de  Adicciones de Diputados.

Cada cuatro o seis horas, tres o cuatro pitadas ayudan a mantenerse abstinentes de pasta base, explicó. En casos más agudos, la dosis debe ser menos espaciada.

Según la experta, la marihuana es una droga que no empuja al delito, al contrario de la pasta base, cuyo consumo sí tendría incidencia en la inseguridad ciudadana.

“La persona bajo el efecto de la marihuana no sale a robar, no violenta”, indicó.

Briozzo dijo que antes de poner en funcionamiento una medida en ese sentido se debe hacer una investigación para sistematizar la actividad.

Fuente: Subrayado.com

Una planta muy peligrosa

by on septiembre 17, 2012 with 0 Comments in Opinión , Portada

México, como todos los demás países, tiene una lista negra de sustancias prohibidas para la población general. Sin embargo, hay que mirar más a fondo esta lista y cuestionarnos si verdaderamente vale la pena que continúen siendo ilegales, y cuáles de las permitidas deberían, a su vez, ser eliminadas del comercio. Si bien existen decenas de drogas y cientos de efectos causados por ellas, me limitaré a hablar principalmente sobre el tabaco, el alcohol y la marihuana.

En nuestro país, la cuarta principal causa de muerte es la cirrosis (cifra: MexicoMaxico). Esto significa que más de 25,000 mexicanos mueren anualmente por una enfermedad cuya procedencia primaria es el alcoholismo. Además, el número no incluye aquellas personas que mueren por accidentes automovilísticos provocados por conducir en estado de ebriedad, ni asesinatos, ni accidentes relacionados. De esta forma, asumimos que el número real de incidentes provocados directamente por el alcohol es mucho más alto. Estamos hablando de una sustancia que no sólo deprime al consumidor, sino que lo puede tornar violento, vuelve lentos sus reflejos, desgasta el hígado y hasta deforma al feto durante el embarazo.

Viremos nuestra atención ahora hacia el tabaco. El tabaquismo es responsable de más de 50,000 muertes anuales en México, de las cuales una de cada tres es de fumadores pasivos (cifra: El Universal). Es bien sabido que los cigarros contienen cientos de toxinas dañinas para el organismo, elimina el hambre, causa dependencia al igual que el alcohol y provoca un sinfín de cambios negativos en el cuerpo, desde cánceres hasta enfisema pulmonar.

En cambio, la marihuana no sólo no causa dependencia, ni malformaciones, ni afecta en mayor grado de manera negativa al organismo. Al contrario, estimula el apetito, en vez de privarlo como el tabaco. Calma, en vez de violentar, como el alcohol. Es extremadamente efectivo como anestésico para enfermedades crónicas y fines terapéuticos, y la lista podría seguir y seguir.

Entonces, ¿por qué legalizar drogas tan peligrosas, pero penalizar a otras más benéficas? Todo comenzó con Estados Unidos a principios del siglo pasado. En esa época, se explotaban muchos beneficios del cáñamo: como productor de combustible vegetal, de textiles, de papel y demás. Entonces, las grandes corporaciones de la época, al verse amenazadas por una planta tan versátil, presionaron al gobierno para penalizarla repartiendo mentiras sobre su supuesta peligrosidad como narcótico.

Es impresionante que aún en pleno siglo XXI, cuando sabemos los beneficios reales de esta planta, no sólo como producto de consumo directo sino como posible solución a problemas ambientales (el papel derivado del cáñamo requiere siete veces menos esfuerzo de producción, y se extrae cuatro veces más papel que con un árbol),  todavía no consideremos el despenalizarla en pleno.

Pongámoslo desde otra perspectiva: no sólo se evitarían arrestos innecesarios de consumidores pasivos, sino que además privaríamos al narcotráfico de una de sus principales fuentes de ingresos. Legalizar el cáñamo sería un duro golpe para la gente que quiere evitar el progreso económico y social del país y del mundo anteponiendo intereses personales y corporativos.

No es secreto que durante la historia moderna las grandes compañías han sido los verdaderos mandatarios de diversas naciones. Reparten mentiras y exaltan falacias a conveniencia, e invierten cantidades de dinero absurdas para manipular a los consumidores. Desgraciadamente, la mayoría de éstos consumidores forjan sus convicciones en base a la información repartida por estas corporaciones, y la heredan a sus hijos y a los hijos de sus hijos.

Hay una distinción importante qué hacer después de leer lo anterior: mi posición en el asunto no es de legalizar de un día para otro una planta que marcaría una revolución social en México. Avoco por un cambio paulatino, en el que se regule el consumo y producción de la planta, para que eventualmente se eliminen por completo los estigmas que le han dado a través de los años. Como dato cultural les menciono: la marihuana no ha causado nunca, en la historia de la humanidad, una sola muerte ya sea por sobredosis o cáncer. Cuando tenemos de un lado de la balanza un mínimo de 75,000 muertes anuales, y del otro lado cero, es hora de reflexionar sobre nuestras decisiones.

Fuente:Elaltavoz

Según un estudio clínico un endocannabinoide por vía oral es eficaz contra el dolor crónico

La ingesta oral de un endocannabinoide disminuyó el dolor en 610 pacientes incapaces de controlar de manera efectiva el dolor crónico con medicación convencional. Este es el resultado de un estudio observacional realizado en la Universidad “Tor Vergata” de Roma, Italia. Fue administró 600 mg del endocannabinoide PEA (palmitoiletanolamida) dos veces al día durante 3 semanas, seguido de una dosis única diaria durante 4 semanas, además de la terapia estándar de analgésicos o como única medicación.

El tratamiento con el PEA disminuyó significativamente la intensidad de la puntuación media evaluada del dolor en todos los pacientes que completaron el estudio. El efecto analgésico inducido por el PEA fue independiente de la patología asociada y estuvo presente también en los enfermos sin tratamiento analgésico concomitante. Es importante destacar que el PEA no mostró efectos adversos. Los autores concluyen: “En este estudio, el PEA fue eficaz y seguro en el tratamiento del dolor crónico en diferentes condiciones patológicas”.

 

Gatti A, Lazzari M, Gianfelice V, Di Paolo A, Sabato E, Sabato AF. Palmitoylethanolamide in the Treatment of Chronic Pain Caused by Different Etiopathogenesis. Pain Med. 2012 Jul 30. [en imprenta]

Fuente: AIC