No será delito tener droga para consumo en Argentina

 

Argentina.- Proyecto en el Senado. La iniciativa tiene el aval de la Presidenta.

El senador kirchnerista Aníbal Fernández presentó un proyecto de nueva ley de estupefacientes que, entre sus principales disposiciones, establece la despenalización de la tenencia para consumo personal de cualquier tipo de drogas. En el caso de la marihuana, la eliminación de la persecución judicial alcanza también a los que la cultiven, siempre y cuando demuestren que es para uso privado.

El proyecto, que tiene luz verde dela Casa Rosada, fue presentado ayer y ahora deberá ser discutido en comisiones. Tiene 37 artículos resolutivos, deroga la ley vigente de estupefacientes y, además, agrava la pena para los cabecillas de organizaciones dedicadas al narcotráfico (equipara la escala penal con el homicidio simple), reglamenta la figura del agente encubierto y modifica el Código Aduanero para penalizar el contrabando de materia prima y de precursores químicos utilizados en la elaboración de estupefacientes.

Fernández admitió que la despenalización alcanza a todo tipo de drogas y no sólo a la marihuana, como lo ha establecidola Corte Supremaen varios fallos. “El proyecto no habla de ninguna droga en particular”, respondió una pregunta de LA NACION.

El texto tampoco especifica el límite de cantidad sobre el cual se considerará la tenencia de drogas de consumo personal. “Eso queda a discreción del juez”, afirmó.

La iniciativa promete generar polémica -como quedó demostrado ayer durante la conferencia de prensa (ver aparte)- y fue presentada por Fernández a título personal. No obstante, el senador se preocupó por destacar que se trataba de una de sus promesas de campaña y que es el resultado de su paso como ministro de Justicia y del Interior durante las dos primeras administraciones kirchneristas.

El ex jefe de Gabinete justificó su impulso a la despenalización de la tenencia para consumo personal en el respeto “a los derechos de segunda generación, como el de la salud” consagrados por la Constitucióny la necesidad de “reconocer que la adicción es una enfermedad y que el Estado debe ocuparse del adicto y no estigmatizarlo”.

“Nuestra posición no es ser permisivos, pero sabemos que hay una situación que existe, que hay gente que consume y la tenemos que curar”, justificó Fernández.


La iniciativa tiene el aval de la Presidenta

El senador oficialista aseguró que hay “un cambio de paradigma” a nivel mundial en el combate al narcotráfico. “Fracasaron las políticas de represión que atacaban a los eslabones más débiles, a los que se llama «perejiles»”, explicó, en referencia a los consumidores de estupefacientes y en directa crítica a la estrategia global de “guerra a las drogas” cuya autoría adjudicó a la administración de Richard Nixon en los Estados Unidos.

 EN LA CALLE, NO

 En otro tramo de la conferencia de prensa, el ex jefe de Gabinete aclaró que la despenalización para la tenencia se restringe al ámbito domiciliario de cada individuo. “Un acto (consumir) en la calle no es un acto privado”, aseguró.

El proyecto recién ingresó ayer en el Senado y, por lo menos, debería ser girado a las comisiones de Justicia y Asuntos Penales, de Seguridad Interior y Narcotráfico y de Salud. Si bien todos esos cuerpos tienen mayoría oficialista, el hecho de que la iniciativa no sea avalada de lleno porla Casa Rosadapodría demorar su aprobación en una cámara, como es el Senado, con un perfil más conservador que la de Diputados.

De todas maneras, Fernández intentó poner un poco de presión sobre sus colegas. “No es para mañana a la mañana, pero tampoco es para dejarlo para el año que viene”, dijo.

Además de la despenalización, el proyecto condena la apología del uso público de drogas con condenas que van de los 6 meses a 3 años, agravando la escala de uno a cuatro años de prisión cuando el delito sea cometido en medios de comunicación. También exime la pena, o la reduce a la mitad del mínimo, a quienes colaboren en la detención de un cabecilla de una organización de narcotraficantes.

 LAS DIFERENCIAS

 Actual

 Prohibición. Se castiga la adquisición y tenencia de estupefacientes (sin hacer diferencia entre distintas clases de sustancias ilegales), aunque al considerarse por su cantidad como droga de consumo personal la pena es de un mes a dos años de prisión.

Cultivos. Se pena la posesión de plantas de marihuana; en caso de establecerse que las mismas son para abastecer el consumo personal el castigo va de un mes a dos años.

Traficantes. El organizador de una red de narcotráfico recibe penas que van de los ocho a los 20 años.

Vía pública. Pena de dos a seis años de prisión para el consumo con ostentación.

El proyecto

Despenalización. No será punible la adquisición y tenencia de estupefacientes (no se hace diferencia entre distintas clases de sustancias ilegales) cuando por su cantidad se considere de consumo personal. No se fija la medida de la dosis personal aceptada.

Cultivos. No tendrá penas la posesión de plantas de marihuana si se establece que las mismas son para abastecer el consumo personal.

Traficantes. El organizador de una red de narcotráfico recibirá penas que van de los8 alos 25 años.

Vía pública. Pena de seis meses a tres años de prisión el consumo con ostentación.

 UNA CONFERENCIA CON POLÉMICAS

 Aníbal Fernández tuvo ayer una muestra de la polémica que generará su proyecto. En medio de la conferencia de prensa mantuvo un altercado con el diputado del Frente Peronista Eduardo Amadeo. “Naciones Unidas dice que la Argentina es el segundo país en consumo de cocaína”, le dijo el peronista disidente. “Esas estadísticas son falsas, lea las que están en los fundamentos del proyecto y después hablamos”, respondió Fernández que, poco después, se enfrentó con familiares de víctimas de la droga. “A nosotros no nos consultó nadie”, se quejaron los padres cuando el senador dijo se había recogido opiniones de varios sectores sociales..

 

Fuente LaNacion

Senado en Nueva Inglaterra hará audiencia sobre despenalización de la marihuana

Nueva Inglaterra, EEUU.- La legislación para legalizar el uso recreativo de la marihuana en Rhode Island se dirige a una audiencia en el Senado estatal.

El Comité Judicial del Senado tiene previsto escuchar a ambos lados del debate sobre la legalización el martes en la Cámara Legislativa.

La propuesta levanta la prohibición de posesión de marihuana para cualquier persona mayor de 21 años e impone tasas e impuestos sobre la producción y venta de marihuana.

El comité también planea revisar la legislación para despenalizar la marihuana. Esta propuesta sustituiría a las sanciones penales por la posesión de una onza o menos de la droga con una multa de $ 150.

Una legislación similar está pendiente en la Cámara de Representante. Ambas propuestas también fueron introducidas el año pasado, pero no recibieron ningún voto.

Fuente SigloXXI

Protocolo para el tratamiento de los tics

Los nuevos protocolos canadienses para el tratamiento basado en la evidencia de los trastornos por tics incluyen los cannabinoides como una opción terapéutica con una recomendación débil. La mayoría de los demás medicamentos también tienen una recomendación débil (risperidona, aripiprazol, olanzapina, quetiapina, ziprasidona, topiramato, etc.) Sólo dos tiene una recomendación fuerte (clonidina y guanfacina, la segunda sólo para niños). (Fuente: Pringsheim T, et al. Can J Psychiatry 2012;57(3):133-43) Fuente IACMLos nuevos protocolos canadienses para el tratamiento basado en la evidencia de los trastornos por tics incluyen los cannabinoides como una opción terapéutica con una recomendación débil. La mayoría de los demás medicamentos también tienen una recomendación débil (risperidona, aripiprazol, olanzapina, quetiapina, ziprasidona, topiramato, etc.) Sólo dos tiene una recomendación fuerte (clonidina y guanfacina, la segunda sólo para niños). (Fuente: Pringsheim T, et al. Can J Psychiatry 2012;57(3):133-43)

Fuente IACM

Investigación: Los fumadores de cannabis tienen menos riesgo de diabetes

Esto no es un estímulo para fumar, de inmediato especificaron  los autores de la Universidad de Los Ángeles. Su estudio ha confirmado, efectivamente, una menor prevalencia de diabetes tipo 2 entre los consumidores de cannabis.

En caso de que uno o más cannabinoides y sus efectos inmunomoduladores y antiinflamatorios. Estos resultados ponen de manifiesto otros posibles efectos de los compuestos del cannabis sobre la diabetes  que acaban de ser publicado en la edición del 28 de febrero el Abierto de BMJ.
El estudio examinó datos de 10.896 adultos participantes en el Estudio de Salud Nacional y Examen Nutricional (NHANES III, 1988-1994), liderados por el CDC de los EE.UU.. Los participantes fueron divididos en 4 grupos, los no usuarios de cannabis: un 61,0%, los usuarios de cannabis ultimamente: 30,7%, moderado (1-4 veces / mes): 5,0% y el “intensivo” (más de 5 veces al mes): 3,3%. Los datos sobre índice de masa corporal, el tabaquismo, el alcohol, el nivel de colesterol sérico, colesterol LDL, los triglicéridos, niveles séricos de vitamina D, A1C , glucosa plasmática en ayunas y el suero C-reactiva se encontraron. El análisis se limita a los adultos de 20-59 años. Los sujetos con datos faltantes para algunas variables se excluyeron, y el número final de pacientes fue de 8.127 adultos.
–    Los consumidores de cannabis mostraron una menor prevalencia de diabetes frente a no usuarios: O: 0,42, IC 95%: 0,33 a 0,55.
–    La prevalencia de la elevación de la PCR (> 0,5 mg / dl) fue significativamente mayor entre los no usuarios de cannabis (18,9%) o ex-usuarios (12,7%) o bebedores moderados (15 , 8%) vs el consumo intensivo de: 9,2%.
–   Después de ajustar todos los factores sociodemográficos, de salud y las mediciones de laboratorio, la reducción del riesgo de diabetes entre los consumidores de cannabis es significativa (OR ajustado: 0.36, IC 95%: 0,24 a 0,55).
Si bien la prevalencia de diabetes tipo 2 está aumentando, la reducción de cualquier factor involucrado o asociado, tales como la inflamación sistémica, es esencial. Componentes bioactivos de cannabis, cannabinoides, cuyo ingrediente activo es el THC (delta 9-tetrahidrocannabinol), y los endocannabinoides, un grupo de neuro-moduladores lípidos tienen efectos inmunomoduladores y antiinflamatorios propiedades que merecen ser mejor estudiado.
Si se necesitan más estudios para demostrar su efecto directo sobre el riesgo de diabetes, una vez más estos resultados, señalan los autores, no es un estímulo  para consumir cannabis.
Fuente Santelog

Un mal viaje, por Charles Bukowsky

¿Te habías dado cuenta que el LSD y la TV de colores arribaron para nuestro consumo más o menos al mismo tiempo? Aquí se deja venir todo este color explorativo pulsando, ¿y qué hacemos? Prohibimos uno y echamos a perder al otro. la TV, por supuesto, es inútil en sus actuales manos; no hay un gran argumento en esto, que digamos. Y leí que recientemente en una redada se dijo que un agente recibió un contenedor de ácido en plena cara, cuando se lo aventó el supuesto fabricante de una droga alucinógena. Esto también es un tipo de desperdicio. Hay ciertos fundamentos para poner fuera de la ley al LSD, DMT o al STP –puede enloquecer permanentemente a un hombre–, pero también puede ocurrir eso recogiendo remolachas o enroscando tornillos para General Motors, o al lavar platos o enseñar Inglés I en una universidad local, si pusiéramos fuera de la ley todo lo que enloquece al hombre, toda la estructura social se desplomaría –el matrimonio, la guerra, el servicio de transporte público, los mataderos, criar abejas, las cirugías, todo cuanto puedas nombrar. Todo puede enloquecer al hombre porque la sociedad está construida sobre falsos cimientos. Hasta que saquemos todo el fondo y lo reconstruyamos, los manicomios permanecerán saturados. Y los recortes de presupuesto ordenados por nuestros gobernantes me parecen como que indirectamente implican que aquellos enloquecidos por la sociedad no deben ser mantenidos y curados por la sociedad, especialmente en una era inflacionaria y loca-por-los-impuestos. Dicho dinero puede ser mejor usado para construir carreteras o para regarlo ligeramente sobre los negros para evitar que quemen nuestras ciudades. Y tengo una estupenda idea, ¿por qué no asesinar a los dementes? Pensemos en todo el dinero que podríamos ahorrar. Incluso un loco come demasiado y requiere un sitio para dormir, y los bastardos son feos –la manera en que gritan y embarran su mierda en las paredes, y todo eso. Todo lo que necesitamos es una pequeña junta médica para que tome las decisiones y un par de empleados de enfermería atractivos (mujeres u hombres) para mantener satisfechas las actividades sexuales de los psiquiátras.

Así que regresemos, más o menos, al LSD. tal como es verdad que entre menos tienes menos apuestas –digamos recogiendo remolachas– también es verdad que entre más tengas más apuestas. Cualquier complejidad explorativa –pintar, escribir poesía, robar bancos, ser un dictador y así por el estilo– te lleva a aquel lugar donde el peligro y el milagro son más bien siameses. Raramente vas de cuerda a cuerda, pero mientras vas la vida es ocasionalmente interesante. Es bueno acostarse con la esposa de otro hombre pero sabes que algún día te van a sorprender con los pantalones abajo. Esto sólo hace al acto más placentero. Nuestros pecados están manufacturados en el cielo para que creamos nuestro propio infierno, que evidentemente necesitamos. Logra ser lo suficientemente bueno en algo y crearás tus propios enemigos. Los campeones son abucheados; el público se muere por verlos derrotados para así poderlos llevar a su propio tazón de mierda. No muchos malditos tontos son asesinados; un ganador puede ser derrumbado por un rifle comprado por correo (como dice la fábula) o por su pistola en un pueblito como Ketchum. O como Hitler y su puta cuando Berlín se abrió en dos en la última página de la historia.
El LSD te puede joder ya que no es una arena para leales empleados de envíos, se sabe, el mal ácido como la mala puta te puede perder. El ginebra casero, el licor ilegal también tuvo su día. La ley crea también su propia enfermedad en los venenosos mercados negros. pero, básicamente, la mayoría de los malos viajes se deben a que el individuo ha sido entrenado y envenenado de antemano por la misma sociedad. Si un hombre se preocupa de la renta, el pago del auto, los relojes, una educación universitaria para sus hijos, una comida de 12 dólares para su novia, la opinión de su vecino, ponerse de pie cuando alzan la bandera o lo que le sucederá a Brenda Starr, una tableta de LSD muy probablemente lo enloquecerá porque, en cierto modo, ya está loco y sólo permanece a bordo de las mareas sociales debido a las celdas externas y los martillazos imbéciles que lo insensibilizan a cualquier pensamiento individualista. Un viaje es para alguien que no ha sido aún enjaulado, alguien que no ha sido cogido aún por el gran Miedo que hace que toda la sociedad funcione. Desafortunadamente, la mayoría de los hombres sobreestiman su valor como algo elemental y su carácter de individuos libres, y es el error de la generación hippie no confiar en nadie por encima de los 30. 30 no significa absolutamente una maldita cosa. la mayoría de los seres son capturados y entrenados, totalmente a la edad de 7 u 8. Muchos de los jóvenes SE VEN libres pero esto es sólo algo químico del cuerpo y la energía y no algo real del espíritu. He conocido hombres libres en los lugares más extraños y de TODAS las edades –como limpiadores, ladrones de autos– y también a algunas mujeres libres –generalmente como enfermeras o meseras, y de TODAS las edades. El alma libre es rara, pero la reconoces cuando la ves –básicamente porque te sientes bien, muy bien, cuando estás cerca o con ella.

Un viaje de LSD te mostrará cosas ignoradas por toda ley. Te mostrará cosas que no aparecen en los libros de texto y de las cuales no puedes presentar protesta ante tu regidor municipal. La marihuana sólo hace que la sociedad sea más soportable; el LSD es otra sociedad por sí solo. Si estás socialmente orientado, probablemente puedes desechar el LSD como una “droga alucinógena”, lo cual es una manera fácil de deshacerse de ella y olvidarse de todo el asunto. Pero la alucinación, su definición, depende de en cuál polo estés. Cualquier cosa que te suceda cuando está sucediendo se convierte en realidad –puede ser una película, una penetración sexual, un asesinato, ser asesinado o comer una nieve. Las mentiras vienen después; lo que sucede, sucede. La alucinación es tan sólo una palabra del diccionario y un cimiento social. Cuando un hombre está muriendo, para él esto es muy real; para otros, se trata de mala suerte o algo de lo cual hay que deshacerse. El césped de bosque se hace cargo de todo. Cuando el mundo comienza a aceptar que TODAS las partes encajan en el todo, entonces puede que tengamos alguna oportunidad. Cualquier cosa que un hombre ve es real. No fue llevada por una fuerza externa, estaba ahí desde antes que naciera. No se le culpe porque lo ve ahora, y no se le culpe por enloquecer porque las fuerzas educativas y espirituales de la sociedad no fueron lo suficientemente sabias como para decirle que la exploración nunca termina, y que todos nosotros no debemos ser pequeñas mierdas encajonadas en nuestro abc y nada más. No es el LSD lo que causa el mal viaje –fue tu madre, el presidente, la niña de al lado, el nevero con manos sucias, un curso de álgebra o de español yuxtapuesto, fue la hediondez de una letrina en 1926, fue un hombre con una nariz demasiado grande cuando te dijeron que las narices grandes eran feas; fue el laxante, la Brigada Abraham Lincoln, los dulces tootsie rolls y Toots y Caspar, fue la cara de Franklin Delano Roosevelt, fueron las gotas de limón, fue trabajar durante diez años en una fábrica y luego ser despedido por llegar cinco minutos tarde, fue la vieja bruja que te enseñó Historia Americana en sexto grado, fue el atropello de tu perro y que luego nadie pudo trazar el mapa correctamente, fue una lista de 30 páginas de largo y tres millas de alto.

¿Un mal viaje? Todo este país, todo este mundo está en un mal viaje, amigo. Pero te arrestarían por meterte una pastilla.

Yo todavía sigo con la cerveza porque básicamente, a los 47, tengo muchos arpones en mí. Sería un gran imbécil si pensara que escapé a todas sus redes. Creo que Jeffers lo dijo muy bien cuando dijo, más o menos, mira bien las trampas, amigo, hay muchas, dicen que hasta Dios cayó en trampas una vez que vino a la tierra, claro, ahora algunos de nosotros pensamos que no era dios, pero quien fuera, vaya que tenía buenos trucos pero al parecer hablaba demasiado. Todos pueden hablar demasiado. Incluso Leary. O yo.

Es un sábado frío ahora y el sol se está metiendo. ¿Qué haces con una tarde? Si fuera Lisa me peinaría pero no soy Lisa. Bueno, tengo este National Geographic y las páginas brillan como algo que realmente está sucediendo. claro, no está pasando nada. Alrededor de este edificio todos están borrachos. Son una colmena entera de borrachos. Las chicas caminan frente a mi ventana. Emito, silbo una palabra más bien cansada y suave como “mierda”, luego arrancó esta hoja de la máquna de escribir. Es tuya.