La naturaleza rodea al hombre de drogas

Sacerdotes, chamanes y curanderos, quieren monopolizarlas.

Ilustracion:  Yorgos (Imagistán)

No ha tardado mucho el hombre en descubrir que la naturaleza, incluso fuera del Jardín del Edén, le ha rodeado de drogas, sustancias psicoactivas que se encuentran a su alrededor normalmente en forma de plantas u hongos. Pronto ha descubierto que comer, mascar o inhalar el humo procedente de quemar determinados vegetales provoca en él ciertos cambios significativos. Las sustancias enteógenas, o alucinógenas, son tal vez las primeras drogas que encuentra, y le aportan una percepción nueva de la realidad, modificando la lectura que del entorno realizan sus sentidos. Son sustancias que revelan un ‘más allá’ de significado religioso. Es como si pusieran al hombre en contacto con Dios, alejándole de su realidad y uniéndole místicamente con la Naturaleza. En las visiones generadas por estas drogas, verán algunos historiadores el origen de algunas religiones. Junto a estas drogas, la humanidad descubrió también los estimulantes, que le ayudarían a trabajar más, y los narcóticos, que le ayudarían a sobrellevar el dolor del cuerpo y del alma. Sacerdotes, chamanes y curanderos querrán apropiárselas y dictar normas sobre su uso correcto. Así, medicina y religión, acabarán condenando el uso lúdico de las drogas.

Jordi Cebrián

www.JordiCebrian.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s